¿Qué es Gnosis?

Gnosis

Es interesante estudiar el origen de las palabras, sean antiguas o modernas, clásicas o argóticas, analizándolas según nuestra lengua madre, la cual ya casi nadie recuerda. Y es que el lenguaje de los ángeles fue olvidado por los hombres, no ya porque fuera el pasar de los tiempos el culpable de tal desmemoria sino la maldad de quienes odian todo lo que viniera de los cielos por temor a ser devueltos por divina voluntad a las tinieblas de donde un día huyeron buscando nuevos mundos allende el horizonte que le marcaban las estrellas.

Y así me paro sobre un término de sobra conocido por mí y que logra expresar por si solo su naturaleza cuando es interpretado a la luz del celeste lenguaje de nuestros ancestros. El término es “griego”, me refiero a GNOSIS.

Hasta ahora apenas hemos acariciado algunos detalles de nuestra ciencia ibérica. Hemos hablado de ella utilizando algunos ejemplos dados por la ciencia hermética, heredera indudable de muchos de los conocimientos de nuestros ancestros. Las Siete leyes Universales son una parte fundamental de ese conocimiento y, aunque se atribuye su origen a la genialidad de los egipcios no es menos cierto que tal paternidad nunca fue probada y si parece, en cambio, que es ciencia helénica, que se acerca – y de que manera – a la nuestra propia pues, a nuestro entender, íberos y helenos son un mismo pueblo. Es por ello que los helenos parecen tener colonias en todo el Mediterráneo cuando muchas de ellas son íberas. Utilizaron similares signos para escribir y, desde luego hablaban parecida lengua solo diferenciada por las peculiaridades dialectales que son inevitables con la distancia y después confundidas aún más por la hábil mano benedictina.

Y volviendo a GNOSIS se nos dice que esta palabra posee el significado de: conocimiento, facultad de conocer/reconocimiento, ciencia/conocimiento o instrucción judicial/fama. Esta última acepción, la de fama, me llama especialmente la atención y enseguida me lleva al término OS o OTS el cual parece, en principio no tener nada que ver con la palabra gnosis pero pronto veremos que no es así. Ya solo la G del comienzo nos determina de que va el conocimiento o la ciencia de la que se recibe instrucción. ¿Se trata acaso de la G divina de la sílaba GO?. El lenguaje celeste debe interpretarse sonido a sonido, haciendo con ellos parejas de consonante-vocal o vocal-consonante. Siguiendo este principio analítico tenemos que gnosis puede partirse en los siguientes grupos silábicos: G(O)-NO-OS-IS. Normalmente las palabras han de leerse de atrás hacia delante (aunque existen excepciones producidas por la búsqueda de una adecuada armonía sonora en la construcción de nuevas palabras). De este modo interpretamos que IS significa algo así como “es”, “esto es”, OS se ha transformado en euskera en OTS y significa celebre y afamado pero también búsqueda, investigación, recuerdo y memoria. NO es nacimiento, una creación manifestada a la vida y GO es elevado, superior, el cielo y Dios. Por tanto tenemos el siguiente significado: es la investigación del origen (nacimiento o manifestación) divino o, dicho de otro modo el conocimiento de todo lo Creado. La palabra española conocer proviene de cognoscere y esta, a su vez, de gogonosisar, que acabaría por pronunciarse primero como gognossar y más tarde kognossare o kognossere. Gogo significa: espíritu por lo que conocer es la búsqueda del origen espiritual de los seres y de las cosas.

Como es habitual en el Lenguaje Celeste, existe un segundo significado (entre otros) de una misma palabra. De esta manera la gnosis es el recuerdo del nacimiento del hombre (la G representa al Hombre Original) y se acerca bastante al espíritu que transmite el subtítulo de este blog: el retorno al origen.

Anuncios